Greenpeace censura los planes antivertido en el Ártico

Fuente: Ecoticias.com

La organización ecologista Greenpeace ha criticado el plan de contingencias de la compañía escocesa Cairn Energy por no abordar «adecuadamente» los efectos de los vertidos, según ha explicado en un comunicado.

Así, tras realizar una revisión de los documentos publicados por la empresa petrolera después de dos años de secretismo, en los que se asegura que sería «imposible» limpiar un derrame en el Ártico, el exprofesor de la Universidad de Alaska, Richard Steiner, ha advertido de que la petrolera «exagera enormemente la eficacia potencial de cualquier respuesta a vertidos».

Asimismo, ha explicado que el plan «subestima dramáticamente el tamaño y el impacto potenciales de una explosión de uno de sus cuatro pozos y exagera de manera extrema la eficacia potencial de cualquier respuesta a derrames». Además, señala que la respuesta a vertidos en mares cubiertos de hielo es «prácticamente imposible», «pues el plan no aborda adecuadamente la magnitud de las necesidades logísticas para hacer frente a un derrame en las costas de Groenlandia».

De entre todos los puntos del Plan de la empresa, Greenpeace ha resaltado algunos de los más importantes, como que las operaciones de limpieza se detendrían durante todo el invierno ártico; que, en caso de derrame, no se conocen técnicas capaces de detectar petróleo atrapado debajo de la capa de hielo de forma remota, por lo que la petrolera no tendría otra opción que perforar al azar a través del hielo en el intento de encontrar el petróleo atrapado; o que la profundidad de algunos de los pozos que quiere explorar Cairn es similar a la del accidentado pozo Macondo de BP en el golfo de México

A su vez, señala que la petrolera admite que el hielo se mueve por encima de cualquier vertido y en su movimiento atrapa petróleo y lo lleva consigo lejos de la zona de la posible explosión y que la lejanía y la escasa población de la costa de Groenlandia y Canadá hacen que el plan de limpieza de Cairn sea demasiado optimista.

La empresa, que empezó a perforar en las costas de Groenlandia hace aproximadamente dos años, perfora en la actualidad al menos cuatro pozos exploratorios en las aguas heladas del estrecho de Davis (Groenlandia).

Contra las normas del sector, Cairn Energy se había negado a publicar su Plan de prevención y contingencias en caso de vertido de petróleo en el Ártico. Para forzar la publicación de estos documentos, Greenpeace ocupó su sede en Edimburgo y escaló en repetidas ocasiones su plataforma de perforación petrolífera en el Ártico. Finalmente, a principios de agosto el gobierno de Groenlandia publicó los documentos en respuesta a la fuerte presión pública y política por parte de las cerca de 100.000 personas que firmaron una petición de Greenpeace a la compañía.

En este sentido, la responsable de la campaña de Cambio climático y Transporte de Greenpeace en España, Sara Pizzinato, ha añadido que «no es de extrañar que Cairn no quisiera dar acceso a su plan de respuesta a vertidos, pues ha estado jugando a la ruleta con uno de los ambientes más frágiles e importantes del planeta».

You may also like...

Deja un comentario