Se buscan “príncipes” para ranas en peligro

Fuente: BBCMundo.com

Un nuevo sitio en internet busca vincular a ranas, sapos y otros anfibios en peligro con potenciales “príncipes” benefactores.

El proyecto, denominado Frog Match Maker, en una referencia a los sitios online para encontrar pareja, es una iniciativa de Amphibian Ark, Arca de los Anfibios, una organización de conservación internacional con sede en Minnesota, Estados Unidos.

El sitio permite conectar a donantes con organizaciones o programas de conservación en distintos puntos del planeta.

Los anfibios son actualmente uno de los grupos más amenazados. Los expertos estiman que cerca de 200 especies de anfibios se han extinguido en las últimas décadas y se calcula que un tercio de las más de 6.500 especies conocidas a nivel global están en riesgo de extinción.

Especies nuevas están desapareciendo incluso antes de tener un nombre científico.

“Por cada especie de ave o mamífero vulnerable, tenemos dos o tres especies de anfibios al borde de la extinction”, señaló el Dr. Kevin Zippel, director de Amphibian Ark.

Sin embargo, los programas de conservación de anfibios rara vez atraen la misma atención o los fondos destinados a iniciativas dedicadas a aves o mamíferos. A pesar del enorme peligro que enfrentan, muchos de los anfibios amenazados han recibido un apoyo escaso o nulo, asegura Amphibian Ark.

Rana gigante del Lago Titicaca

“El sitio incluye hasta el momento 48 proyectos en 23 países de tres continentes. Los donantes interesados pueden hacer búsquedas por país, región, especie, monto requerido o tipo de proyecto”, señaló Kevin Johnson, jefe de comunicaciones de Amphibian Ark.

“También pueden seleccionarse los proyectos más recientes, incorporados en los últimos 30 o 60 días. Esperamos que utilizando el sitio, los donantes puedan localizar fácilmente proyectos de conservación que correspondan a la misión de sus propias instituciones y proveer el apoyo necesario para que esas iniciativas vitales puedan tener éxito’.

Varias de las iniciativas, cuyas solicitudes de fondos van desde US$1.500 a un millón de dólares, buscan establecer programas de reproducción en cautiverio o de monitoreo de especies en peligro. El apoyo puede consistir no sólo en dinero, sino también en equipo, entrenamiento o pasantías de personal especializado.

El sitio ya ha permitido conectar a una institución en Estados Unidos con una especie amenazada en América Latina. El zoológico de Denver aportó fondos para un programa de conservación de la rana gigante del Lago Titicaca (Telmatobius culeus). La especie, que enfrenta serias amenazas como el consumo humano, la trucha invasora y la contaminación del agua, está considerada en peligro crítico, uno de los mayores niveles de amenaza según los criterios establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

“Desaparición de los dinosaurios”

La pérdida de habitat, la contaminación, las especies invasoras y el cambio climático están afectando a muchas poblaciones de anfibios.

Pero “la última gota que derramó el vaso” para muchas especies frágiles es una enfermedad causada por un hongo, Batrachochytrium dendrobatidis, a veces denominado simplemente Bd.

La enfermedad sigue avanzando en forma implacable en varios puntos del planeta, incluyendo Costa Rica y Panamá, donde el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales tiene un Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios.

La iniciativa incluye la recolección de individuos, que se colocan incluso en cuarentena, además de un programa de reproducción en cautiverio con miras a la repoblación posterior en caso de extinción de especies.

El hongo Bd recién fue identificado en 1998 y sólo hace dos años se logró comprender cómo mata a los anfibios: inhibe el flujo de electrolitos en la piel altamente permeable, variando sus concentraciones en la sangre y causando finalmente insuficiencia cardíaca.

Para el Dr. Kevin Zippel, “la actual crisis de extinción de los anfibios recuerda a la desaparición de los dinosaurios y es uno de los mayores desafíos de conservación en la historia de la humanidad”.

You may also like...

Deja un comentario