Brasil: se registran 300 focos de incendio en la selva amazónica

Fuente: adnmundo.com

El fuego forestal consume desde hace días extensas áreas del estado brasileño de Roraima, en la región amazónica, informaron integrantes del cuerpo de bomberos de la región limítrofe con Venezuela y Guayana.

incendios_amazonas

Según los bomberos, hay 332 focos de incendio en los 15 municipios del estado, causados por una larga temporada de sequía y por la costumbre de los campesinos que quemar hierbas para limpiar la tierra para cultivos en esta época del año.

Los incendios, que son los peores que registra Roraima desde 2003, obligaron a las autoridades a declarar en calamidad pública los municipios de Iracema, Mucajaí, Pacaraima, Alto Alegre y Amajarí, mientras que los otros diez están en estado de emergencia.

Los cinco municipios más afectados forman parte del área llamada “arco de fuego”, una región donde se concentra la mayor parte de los asentamientos rurales y que está caracterizada por un tipo de vegetación de “transición” entre el bosque común y la selva amazónica.

Se calcula que el fuego ha afectado entre 50.000 y 100.000 hectáreas de tierra y que el 90% del área quemada pertenece a zonas sometidas a la acción del hombre.

Lea nuestro artículo “Alertan sobre impacto de incendios en parques nacionales venezolanos: Clic aquí

Aunque el norte de Brasil es la región del país que registra la mayor cantidad de lluvias durante el año, Roraima padece desde el año pasado una grave sequía por el fenómeno de El Niño. Los meses de enero y febrero son además de sequía en la región, mientras que la temporada de lluvias comienza en abril y se prolonga hasta julio.

El coordinador del Centro Nacional de Prevención y Combate a los Incendios Forestales, Elmo Monteiro, lamentó que los campesinos quemen hierbas en esta época de sequía a pesar de las campañas que instan a que esas prácticas las hagan sólo a partir de abril.

Roraima sufrió un grave incendio en 2003 que destruyó un 10% de su territorio y afectó las reservas indígenas de Yanomami y Sao Marcos, mientras que otro más grave aún devastó en 1998 casi una cuarta parte del territorio.

Con el objetivo de evitar más desastres naturales, a principios de este mes el gobierno regional y el nacional crearon un cuerpo antiincendios con más de 400 bomberos, a los que se sumarán otras unidades enviadas para combatir los fuegos, informó la agencia Efe.

You may also like...

Deja un comentario