Matanza de ballenas en las Islas Feroes

Fuente: filmica.com, ifaw.org, ufbteam.com

Todos los años los isleños masacran ballenas siguiendo algo que consideran una “tradición”.

caza_ba_piloto1Este tipo de caza (en la que también participan los niños) es conocida como “trituración”: utilizan naves pesqueras para conducir a las ballenas piloto del Atlántico Norte y a las migratorias del Mar del Norte hacia la costa, las atan y arrastran hasta que quedan varadas. Luego pasan a aserrar sus cabezas con largos cuchillos, seccionan sus espinas dorsales y las dejan desangrar. En un par de meses pueden asesinarse poco más de 150 ballenas de aleta larga. En una temporada completa pueden matarse hasta 2,500 ballenas.

Frente a las protestas, los lugareños sostienen que la cacería es “lo más humana posible” y que la ballena piloto de aleta larga no es una especie en peligro… Además justifican su brutal cacería como un acto de necesidad: se quejan del desempleo, de que deben importar absolutamente toda la comida y que no se puede sembrar nada porque apenas el 7% de la tierra de aquellas islas es fértil. Toneladas de carne de ballena irán a parar a los frigoríficos de las Islas, supliendo la 4a. parte del consumo de carne de sus habitantes.

¿Pero justifica eso tan terrible matanza?

Paul Watson, presidente de la ONG Sea Shepherd International asegura que los faroeses aniquilan colonias y grupos familiares enteros. El número de ballenas piloto de aleta larga del Atlántico Norte no se conoce y están catalogadas como “estrictamente protegidas” por la Convención sobre Conservación de Vida Silvestre y Hábitats Naturales Europeos, y -además de la barbarie- tal práctica es una amenaza directa a la diversidad genética porque daña la red vital del Atlántico Norte y del Mar del Norte.

caza_ba_piloto2Dinamarca se defiende diciendo que las reglas locales de las Islas indican que son una nación independiente y que la caza de ballenas no es -por lo tanto- una responsabilidad danesa… Sin embargo, las islas Faroes son una división administrativa de ultramar del reino de Dinamarca. Y como se supone que es una “tradición” con cientos de años de antigüedad, se defiende como “algo cultural”.

Las ballenas piloto son extremadamente sociales, los grupos varían en tamaño, van desde menos de 10 hasta mas de 1000 individuos, aunque generalmente se les encuentra en grupos de veinte a cien animales. Las hordas observadas en mar abierto tienden a ser más pequeñas que las que quedan varadas, el tamaño de la horda tiende a variar dependiendo de: la alimentación, el estrés ambiental y las migraciones. A veces, pequeños grupos se pueden unir para formar otros mas grandes de manera temporal, como ha sido demostrado en otras especies de cetáceos sociales, durante movimientos estacionales, como aprovisionamiento y apareamiento.

Amenazas para la Especie
Hay una larga historia de explotación de ballenas piloto de aleta larga en el Hemisferio Norte. En el Atlántico Este, el mayor abuso se lleva a cabo como vemos en las Islas Feroe. Pequeños números han sido cazados también en Noruega, el este de Groenlandia, Islandia y anteriormente en Escocia. En el Atlántico Oeste, la caza principal fue llevada a cabo en Terranova entre 1947 y 1964 con capturas llegando a las 10,000 en 1956. Desde mediados de 1700 hasta 1920, una industria pesquera de impulsión permanecía muy activa en Cape Cod, ha habido también una sustancial pesca de paso de calderones comunes, por ejemplo, en la industria pesquera de la caballa del noreste de los Estados Unidos, del sudoeste de Inglaterra y en redes pesqueras de arrastre por doquier en el Atlántico Norte y el Mediterráneo.

-Si quiere protestar por estas matanzas, puede entrar a la página de la Whale and Dolphin Conservation Society.

You may also like...

Deja un comentario