Resolver el problema de contaminación en China llevará «largo tiempo»

Fuente: EFEVerde.com

china-contaminacion_detalle_media

Pekín, 16 ene (EFEverde).- El viceprimer ministro chino Li Keqiang ha prometido fortalecer el cumplimiento de las leyes medioambientales y tomar otras medidas para combatir la contaminación, aunque advirtió de que resolver el problema llevará «un largo tiempo».

Según publican hoy los medios oficiales chinos, Li -de quien se espera que se convierta en el próximo primer ministro chino a partir de marzo- afirmó el martes que el país tiene que mejorar sus medios de producción «extensivos e ineficaces». «La construcción y el consumo», dijo, «no se pueden conseguir a costa de perjudicar al medio ambiente».

Las declaraciones de Li se producen después Pekín vivió el pasado fin de semana la peor contaminación desde que comenzaran los registros y que hoy miércoles continúa aún en niveles «muy insalubres», según los medidores de la Embajada estadounidense.

El último fin de semana, la concentración de partículas inferiores a las 2,5 micras de diámetro (PM2,5) -consideradas especialmente peligrosas, pues por su tamaño pueden filtrarse a los pulmones o incluso a la corriente sanguínea- alcanzó los 993 microgramos por metro cúbico de aire, frente a los 25 microgramos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera aceptables.

«Debemos actuar»

El viceprimer ministro advirtió de que el problema de la contaminación «se ha acumulado durante un largo tiempo, y será necesario un largo tiempo para resolverlo».

«¡Pero debemos actuar! Tenemos que fortalecer el cumplimiento de las leyes medioambientales y otras normativas, y también recordar al público que se proteja», indicó Li, el primer alto cargo del Gobierno que ha aludido en público a la fuerte contaminación.

La segunda economía mundial descuidó durante décadas el medio ambiente en aras de un rápido desarrollo industrial, lo que ha producido una grave degradación de su atmósfera, o de sus ríos y lagos.

Uno de los principales factores causantes del problema es la alta dependencia china del carbón, una de las fuentes de energía más contaminantes, y que supone más del 60% de la energía consumida en la nación.

Según Greenpeace, sólo en 2012 los altos niveles de contaminación del aire causaron unas 8.500 muertes prematuras en Pekín, Shanghái, Cantón y Xian.

You may also like...