Siria, El Laberinto de un Conflicto.

Por: Daniel Merchán M

syria_

Han pasado más de dos años de guerra civil en Siria. El saldo es de 100.000 muertos, entre ellos inocentes niños y mujeres. Dos millones de personas están en calidad de refugiados, según la ONU. Hace ya mucho tiempo se requería que la comunidad internacional haga algo para frenar la catástrofe humanitaria. Pero las potencias no se han puesto de acuerdo en el Consejo de Seguridad. Cada una por su lado, fueron tolerando y en algunos casos fomentando la masacre en aquel país en el que combaten sin cuartel, gobierno y rebeldes. Estados Unidos ha dicho que planea intervenir en Siria a raíz de un posible ataque con armas químicas del ejército de Bashar Al Assad. Washington lo acusa de haber cruzado ‘la línea roja’ que en el 2012 trazó como limite para justificar una acción militar. El presidente Barack Obama pidió el respaldo del Congreso estadounidense y anunció que atacará a Assad en cualquier momento.

Pero la situación es realmente compleja, propia de un recorrido en un laberinto. El Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense acordó un borrador de resolución para respaldar el uso de la fuerza en Siria que autoriza una acción militar durante 60 días y sin que esto implique tropas sobre el terreno. Por su parte Francia dijo que aún respalda una acción para castigar al Gobierno del presidente sirio Bashar al Assad ante un ataque con gas letal sobre civiles, pese a que el Parlamento británico votó en contra de la medida que si apoyaba el primer ministro ingles David Cameron, entre tanto, el secretario del Consejo Pontificio de Justicia y Paz del Vaticano, Mario Toso, consideró hoy que una posible intervención militar en Siria implicaría el riesgo de una “guerra mundial, uniéndose al llamado del Papa Francisco en rechazo a cualquier tipo de guerra.

El primer ministro sirio Wael al Halqi aseguró que su país se convertirá en el cementerio de los invasores si Estados Unidos y sus aliados deciden emprender una acción armada en su país, para lo cual también cuentan con sus fuerzas en armas y el apoyo de algunos factores de la comunidad internacional, Hezbollah tiene sus propias milicias, que han participado en distintos conflictos en Medio Oriente y el Golfo Pérsico. Actualmente, son conocidas sus operaciones militares en Siria, para auxiliar al Ejército de Bashar Al Assad en los ataques contra los rebeldes al régimen; así como su trabajo en el Líbano. De hecho, la participación de las tropas de élite de la organización terrorista en la guerra en Siria permitió al régimen de Damasco tomar, a principios de junio, la ciudad estratégica de Quseir, cerca de la frontera libanesa, que llevaba un año en poder de los rebeldes.

Irán también mantiene fuertes lazos con Siria, que es clave en Medio Oriente. Se trata, en su mayoría, de un país sunita (75%), pero los Assad, en el gobierno desde principios de los 60, pertenecen a la secta alawí, una rama de los chiítas. Lo que forjó una relación con Teherán tras la revolución islámica de 1979.

En territorio sirio, por estos días, hay caos, miedo y destrucción. Guerra civil. En los últimos meses, en la frontera con el vecino Israel, otro de los elementos relevantes, ha sido escenario de dos fenómenos. Por un lado, disparos voluntarios o no desde Siria que han sido respondidos muchas veces con fuego puntual desde tierra Israelí. Por otro, llegada gradual de heridos de las bombas de Siria para ser tratados en tierras tradicionalmente enemigas. La calma de la tensa línea que separa Israel y Siria es engañosa ya que a sus dos lados se insinúa tormenta. En territorio israelí, los soldados del Comando Norte, bajo el mando del general Yair Golan, patrullan preparados por si el régimen de Bashar Asad ataca la zona en represalia a una intervención estadounidense.

El debate sigue abierto entre las naciones, unilateralmente o en el seno de los organismos, señalaba por ejemplo la canciller alemana, Angela Merkel, calificando de «lamentable» la posición de China y Rusia que han evitado hasta el momento una postura común de la comunidad internacional frente al conflicto sirio. Aunque el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, advirtió sobre las consecuencias de un ataque de castigo contra el régimen sirio por su presunto uso de armas químicas, pero también exhortó al Consejo de Seguridad a que asuma su responsabilidad en el conflicto de ese país. El mundo sigue a la expectativa esta eventualidad, con la esperanza de que finalmente cesen las hostilidades y muy especialmente se protejan los derechos fundamentales de toda la población civil, como mejor resultado para la vida y desarrollo pleno del pueblo sirio.

Daniel Merchán M

Twitter: @Daniel_Merchan

You may also like...