Cómo morir estúpidamente, la aplicación móvil

Fuente: Monkeyzen.com

No hace mucho, el metro de Melbourne lanzó la campaña Dumb Ways to Die, que a partir de una canción y un video con monitos tiernos ejemplificaba algunas formas de morir estúpidamente (el concepto de por sí da para mucho). La idea era crear conciencia entre la gente, evitar conductas de riesgo, como caminar por las vías de los trenes, ignorar señales de tránsito e incluso vender órganos por internet. Ahora, la misma campaña se extiende al terreno de las aplicaciones móviles: ya puede descargarse para iPhone y iPad, a manera de videojuego.

¿Recuerdan el video, que rápidamente se difundió por la red entonces? Presenta una melodía dulce y una letra irónica, totalmente ad hoc con la animación. Una forma creativa de alertar al público sobre las estadísticas: morir estúpidamente es más común de lo que nos imaginamos. Aunque la campaña está centrada en la seguridad en el metro, el video presenta otras conductas inaporpiadas y peligrosas.

Por lo tanto, para extender la alerta al terreno de las aplicaciones móviles, ahora Dumb Ways to Die lanzó una especie de videojuego que se propone capacitar al usuario con respecto a la seguridad. La agencia McCann Australia, encargada de su desarrollo, lo describe de esta forma:

La aplicación está protagonizada por todos los personajes del video en que se abordó el tema de cómo morir estúpidamente, y permite a los jugadores alejar a las pirañas de las «partes privadas» de uno de los personajes, así como defender a otro del ataque de una serpiente, entre otros retos. Los jugadores también se comprometen a no mostrar conductas tontas en el metro, con sólo teclear un botón.

Dumb-Ways-to-Die-pirañas-800x600

El juego, disponible sólo para iPhone y iPad, lleva una semana como la aplicación gratuita número uno en Australia y comienza a exetenderse a otros países (de hecho, puede descargarse en diferentes idiomas).

¿Qué tan efectiva es la campaña, qué tan útil la aplicación? En lo personal, me parece una forma interesante de promover la seguridad y las conductas responsables. Que la propuesta esté desprovista de solemnidad no quiere decir que no funcione. Por otra parte, los destinatarios son especialmente los usuarios jóvenes, así que la melodía y las animaciones son bastante adecuados.

You may also like...