Paraguay autoriza arrasar reserva de la UNESCO

Fuente: Veoverde.com

familia-indigena-960x623Ha otorgado una licencia a ganaderos para desmontar una reserva de la biósfera, que también es un refugio de los Indígenas Ayoreos.

Lamentablemente se sigue escuchando al más poderoso en vez de al que realmente merece ser escuchado. Es el caso de Paraguay, específicamente su Secretaría del Ambiente (SEAM), que ha violado la legislación nacional e internacional al autorizar una licencia medioambiental a la compañía ganadera Yaguareté Porá S.A. situando en un peligroso y posible extinción de los indígenas aislados en ese sector.

Los Indígenas Ayoreos (cuyo nombre significa “gentes del lugar de los cerdos salvajes”). Son un pueblo nómada de cazadores-recolectores, que habitó antaño una extensa región de bosque bajo. Desde 1969 muchos de ellos han sido expulsados de la selva, pero algunos todavía evitan cualquier contacto con foráneos.

La mayor amenaza actual a la que se enfrentan viene encarnada por la firma brasileña Yaguareté Porá, que posee 78.000 hectáreas en el corazón de su territorio. Yaguareté planea talar la mayor parte de esta zona para crear pastos de ganado.

situacion-paraguay-mapa

Los miembros contactados de la tribu han estado trabajando tenazmente para obtener la titulación legal del territorio habitado por sus parientes no contactados, que han sido avistados aislados recientemente y muy cerca de ese lugar. Muchos ayoreos que fueron sacados del bosque a la fuerza sufren en la actualidad enfermedades respiratorias, como la tuberculosis, y muchos han fallecido como consecuencia.

El director de Survival International, Stephen Corry, declaró hoy: “Los funcionarios del Gobierno se arriesgan a sacrificar las vidas de los ayoreos en su codiciosa búsqueda de ganancias extranjeras. La ganadería está destruyendo sistemáticamente el refugio de los únicos pueblos indígenas no contactados de Paraguay. Tarde o temprano, la carne producida ilegalmente en la tierra de esta tribu estará en los estantes de los supermercados de la Unión Europea”.

Los indígenas hicieron solo una petición: “Nuestros parientes que salieron del monte en el año 2004 lo hicieron porque estaban muy presionados por los ganaderos, porque no tenían tranquilidad (…) Si comienza otra vez la deforestación, si se comienza a hacer gran ruido, nuestra gente se va a esconder en lugares donde no hay muchos alimentos y va a sufrir, no va a saber dónde ir (…) Queremos seguir usando el monte y que no se moleste a nuestros hermanos de los bosques”.

You may also like...