26 de Abril: Accidente de Chernóbil

El accidente de Chernóbil se produjo el 26 de Abril de 1986. Por ello, este próximo 26 de Abril estaremos a veinticuatro años del terrible accidente producido por el reactor nuclear. Ya hemos visto qué pasó en Chernóbil porque, si bien estamos lejos en el tiempo, se hace necesario recordar el acontecimiento para estar prevenidos y que nunca más vuelva a suceder accidentes como éste.

chernobil

Imagen: madrimasd.org

Para poder rememorar un poco los acontecimientos, repasaremos brevemente el modo en el que se produjeron. En realidad, todo comenzó el 25 de abril de 1986 cuando el responsable de la sala de control, Anatoly Diatlov, decidió realizar una prueba del reactor Nº4. Ese fue el primer error porque no debería realizarse nunca ese tipo de pruebas en funcionamiento. Una prueba similar ya se había realizado al reactor Nº3 y había fracasado.

Esta prueba debería haberse realizado antes de la puesta en marcha del reactor Nº4, unos tres años antes. La prueba consistía en cortar la alimentación de la turbina para verificar si continuaría manteniendo el impulso y si tendría la fuerza suficiente para hacer que arranquen las bombas de agua que servían para enviar agua al corazón del reactor para lograr que se enfriase. En teoría, 40 segundos después de detener la turbina, los turboalternadores de reservas debían comenzar a funcionar.

El segundo error se produjo cuando, a la espera de probar el sistema de alarma del sistema de refrigeración, el reactor fue desconectado. La potencia del reactor se redujo como estaba previsto de 1000 a 700 MWt.

El tercer error se produjo a la medianoche de aquel 26 de abril cuando un operador bajó la potencia del reactor Nº4 a 30 MWt. En la atualidad, se sabe que aquello provocó una contaminación del reactor debido al xenón y esto impidió la reanudación de la fisión nuclear. Dicho de otro modo, más allá de los problemas técnicos, la central sólo abastecía de electricidad a las ciudades más cercanas como Pripyat y Chernóbil.

Hoy en día, ya sabemos que el problema de la potencia provino del hecho de que el xenón-135, producto de fisión, se deterioró y absorbió tantos neutrones que la potencia fue limitada a 200 MWt. Para remediarlo, haría falta aumentar la temperatura para reactivar la fisión. Para ello, habría que remontar las barras de carburo de boro que sirven para controlar la reacción en cadena e indirectamente la temperatura.

Pero, para continuar avanzando deberíamos ver mejor primero la diferencia entre fisión y fusión nuclear. Posteriormente, podremos pensar si la energía nuclear es beneficiosa o no.

Lo importante, ahora que se aproxima el 26 de abril, es sólo tener presentes los acontecimientos sucedidos en el Accidente de Chernóbil.

You may also like...

Deja un comentario