Una ciudad de Corea del Sur estuvo un mes sin autos

suwon-960x623

Las urbanizaciones de Suwon estuvieron todo septiembre del 2013 sin autos, y no fue tan terrible como algunos pensarían.

Muchos están tan acostumbrados a movilizarse en su auto que la simple idea de dejar este medio de transporte de lado parece una locura, pero no lo es. De hecho, es algo totalmente factible. El año pasado, durante el mes de septiembre, el barrio de Haenggung-dong en Suwon, Surcorea, no contó con autos durante 30 días gracias al Festival Mundial de la Eco-Movilidad.

Por primera vez en el mundo (desde la masificación del automóvil), 4343 ciudadanos dejaron voluntariamente sus 1500 vehículos durante todo septiembre en un área equivalente a 63 canchas de fútbol, y se trasladaron a pie, en bicicleta, vehículos eléctricos ligeros o, en caso de máxima necesidad, transporte público. Aunque también hubo algunos que insistieron en seguir usando sus autos, pero fueron los menos y debían transitar por carriles diferentes y estacionar en otros lugares.

Pero tampoco crean que la cosa fue de un día para otro. Antes de ese glorioso septiembre libre de autos, la ciudad se preparó durante 18 meses mejorando la infraestructura de la ciudad, ampliando las veredas, entregando bicicletas a dueños de negocios y residentes, plantando más árboles, y muchas otras cosas para que los peatones y ciclistas se sintieran a gusto.

sin-autos

Si bien, algunos pensarán que una ciudad sin autos es igual a caos, en Suwon no pasó nada de eso. Si bien hubo cambios, fueron totalmente positivos: se sentía un aire más limpio, había menos ruido, un ritmo más calmado de vida y mayor sensación de seguridad, las calles y veredas se llenaron de vida y las personas se acercaron a la ciudad y sus vecinos de una manera más amable.

«Si el Festival no hubiera ocurrido, todavía estaríamos viviendo con una mentalidad de que los autos son la única manera de adaptarse a un estilo de vida urbano. El Festival nos ofreció una atractiva alternativa, viable, más sostenible y por eso estaremos eternamente agradecidos», comentó un ciudadano.

Ya ha pasado un año desde esta experiencia, y los ciudadanos quedaron convencidos de que es mejor una vida con menos autos, y están dispuestos a pedir que las calles vuelvan a ser de los peatones y ciclistas, incluso aquellos que en un principio rechazaron la iniciativa.

Un par de meses después del Festival, los ciudadanos pidieron cambios permanentes en Suwon, y las autoridades les dieron el siguiente plan:

  • Eliminación de los estacionamientos en las avenidas Hwaseomun y Sinpung.
  • Restricción de la velocidad a 30 km/h.
  • Fines de semana libres de autos.
  • Estacionamientos de autos y arriendo de bicicletas gratis en ciertas zonas de la ciudad, para que los habitantes que lleguen en vehículos prefieran continuar su recorrido como ciclistas.

Showing the future today – 11 min from The Urban Idea GmbH on Vimeo.

Si bien fue solo por un mes, algo claro nos dejaron estos ciudadanos de Surcorea: dejar el auto es posible, pero no solo por iniciativa propia, sino que los gobiernos y municipios deben hacerse cargo de crear mejor estructuras para quienes gusten de caminar o andar en bicicleta. Quizás podría empezarse por pequeños barrios y luego ciudades y así dejar el auto de lado de una vez por todas.

You may also like...