La basura electrónica es un desastre ecológico para el planeta

Fuente: ecologiablog.com

basura_electronica-586x390Pensemos en esos miles de millones de móviles, cámaras digitales, tablets, computadoras y artilugios electrónicos que día a día vamos renovando y que acaban, cada año, en la basura común. Esto una realidad que cada vez supone más un gran peligro para la salud y el medio ambiente. Es una nueva advertencia de Naciones Unidas.

Y podemos desarrollar la noticia. Pensemos que en el año 2000 se produjeron sobre 10 millones de toneladas de desechos electrónicos. MUchos ¿verdad? Pues en la actualidad hablamos de 50 millones. Esto es el equivalente a ocho veces el peso de la gran pirámide egipcia de Guiza, por ejemplo.

La basura per cápita producida varía según la riqueza y conciencia ambiental de cada país, pero en definitiva la podemos fijar entre los los 23 kilos de un alemán, los 30 de un estadounidense, los 18 de una español o los 620 gramos de un maliense.

Son muchos los aparatos electrónicos que están llenos de metales pesados muy dañinos para la salud. Materiales como el plomo, el mercurio, el cadmio o el zinc pueden ser una fuente contaminante a largo plazo si no se los recicla de forma adecuada. Estos aparatos además tienen una vida cada vez más corta,

Se calcula por la Oficina de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) que en 2016 los países en desarrollo producirán más basura electrónica que los industrializados, lo que supone un desafío añadido, ya que esas naciones tienen menos medios para atajar el problema.

La ONU ha lanzado la Iniciativa StEP con el objetivo de promover la reutilización y aumentar el ciclo vital de los productos electrónicos.

Estamos muy al inicio, por el momento no podemos decir que estemos en el buen camino, pero al menos está abriéndose paso en la agenda política. (Ruediger Kuehr – secretario ejecutivo de StEP)

El problema afecta a todos los países, porque en el mundo desarrollado, con opciones y recursos para ello, tampoco se recicla lo necesario. Nos falta concienciación sobre el problema y tenemos una visión no real de los peligros. La cuestión de fondo es que «tan sólo una pequeña parte del material electrónico se recicla en países como Alemania, Reino Unido o Estados Unidos».

Si en el mundo desarrollado la falta de reciclaje electrónico se debe a la escasa concienciación, en los países en desarrollo es por simple ausencia de infraestructuras para ello.

Vía | canalclima.com

You may also like...