Lunes de mitos

texto-mito2

Durante las próximas semanas tendremos cada Lunes 10 mitos o leyendas urbanas en las que todavía creemos como si fueran algo cierto. 

Aunque la ciencia ha demostrado que muchos de los mitos que corren de boca en boca, o por internet, no tienen para nada una base empírica, nosotros todavía nos empeñamos en creer que por ejemplo tan solo utilizamos el 10% de nuestro cerebro o que podemos hipnotizar a una serpiente con una flauta…

11. Si te tragas un chicle, tardas siete años en digerirlo. Algo que hemos escuchado de niños pero que es mentira. Por cierto, tampoco se pega a los intestinos. Lo que sí es cierto es que un chicle puede llegar a tardar 100 años en desaparecer en el ambiente, pero no en nuestro estómago a merced de los jugos gástricos.

12. Tenemos cinco sentidos. Es cierto que tenemos cinco sentidos tradicionales que ya catalogó Aristóteles, pero aparte tenemos unos cuantos más: entre 9 y 20, dependiendo de la definición que usemos. Estos incluyen la propiocepción, (saber dónde están las diferentes partes de nuestro cuerpo), los sensores de temperatura (termocepción), del dolor (nocicepción) e incluso el sentido del equilibrio. Se pueden dividir además en tres grupos: mecánicos (tacto, oído y propiocepción), químicos (gusto, olfato y los sentidos internos) y la luz.

13. Cortarse el pelo (y afeitarlo) hace que sea más fuerte. Para nada cierto aunque sí es recomendable cortar el cabello si deseas que la raíz se refuerce y crezca sano.

14. La orina cura las picaduras de medusa. Falso, ni el vinagre ni la orina son buenas ideas para calmar el dolor de una de estas picaduras de hecho hará que la zona se irrite y te pique todavía más.

15. El estrés provoca canas No es del todo falso ya que el estrés provoca que se te caiga el pelo y el cabello con pigmento es más débil, por lo que estos se caen y las canas se quedan.

16. Los avestruces esconden la cabeza bajo tierra. Su instinto es agachar la cabeza y disimular ser un arbusto por eso se dicen que la meten bajo tierra, pero es falso. De hecho lo primero que hacen es salir corriendo.

17. Los lemmings se suicidan en masa. Estos roedores del ártico pasan por ciclos de población en los que se multiplican por 100 o incluso por 1.000, para luego descender hasta casi la extinción, ya que dependen de climas muy fríos para reproducirse. En los picos de población, muchos grupos de lemmings se ven obligados a emigrar y, ocasionalmente, caen por acantilados. Pero por accidente.

18. El abejorro no puede volar. Un mito totalmente falso,abejas y abejorros pueden volar por igual.

19. Los tiburones no enferman de cáncer. Es lo que se dice de los temidos escualos pero la verdad es que sí que lo hacen y por ello se desmitifica la fama de su famoso cartílago del que se dice que tiene propiedades curativas para esta enfermedad.

20. La memoria de los peces dorados dura sólo unos segundos. Falso totalmente. Los peces pueden incluso recordar donde has dejado comida si siempre lo haces en el mismo sitio, tal y como se ha probado en diversos experimentos. También pueden aprender a distinguir y recordar música. Así que parece que al final los peces no son unas mascotas tan inútiles como algunos piensan.

Fuente: Elblogverde.com

Lee Aquí los mitos de la semana pasada

 

You may also like...