Caraqueños se debaten entre la sequía y los botes de agua

15161909_copia

Un promedio de 200 tuberías se fracturan diariamente en la Gran Caracas

Cuando los vecinos de diferentes comunidades señalan que Caracas parece un desagüe, están bastante cerca de la realidad. Incomprensible en una ciudad que tiene dos años seguidos sometida a un plan de racionamiento de agua debido al bajo nivel de los embalses y a la sequía generalizada. Los señalamientos de los usuarios son refrendados por informes emanados de las alcaldías caraqueñas.

Ruperto Calatrava, director de Infraestructura Baruta, acotó que en el municipio ocurren en promedio 30 roturas al mes.

Tatiana Noguera, directora del Instituto Municipal de Agusas de Sucre (IMAS), señala que en la jurisdicción se rompen 100 tubos mensuales (25 semanales), aproximadamente. Explica que desde el momento en que ocurre una avería hasta que se repara puede perderse hasta 30%del agua que circula por ella.

Por parte, el alcalde de El Hatillo, David Smolansky, informó recientemente que en esa jurisdicción “hay 71 botes de agua que son responsabilidad de Hidrocapital”.

Norberto Bausson, expresidente del Instituto Municipal de Aguas de Sucre (IMAS) y experto en el tema, dijo a mediados de 2015 que a diario se rompen en Gran Caracas 200 tuberías, en promedio. Explicó que la red de distribución de aguas blancas en Gran Caracas está conformada por 4 mil kilómetros de tuberías con una data de entre 30 y 40 años; por lo tanto ya cumplieron su vida útil. Para evitar estas roturas, es necesario sustituir como mínimo 40 km al año, conforme a un plan integral.

Botes activos

En un levantamiento realizado por El Universal se constataron 13 averías de aguas blancas a lo largo de los cinco municipios.

En el cruce de las calles Caurimare y la principal de El Cafetal un bote de agua de mediana proporción sale por tanquillas y corre por aceras y vías.

Entre las esquinas de Puente Yánez y Manduca, en Candelaria, hay un bote desde hace meses. Hay otro en el sector La Vega de Petare en dirección a Palo Verde. Situación similar se registra en la principal de Manzanares.

Un gran escape del líquido cubre los alrededores del Puente Baloa en El Llanito.

También en la calle Caroní vía a la Medicatura Forense, en Colinas de Bello Monte.

Gustavo Rodríguez, usuario del Parque Viscaya, en el municipio Baruta, se queja de que frente a dicho espacio hay una fuga de aguas blancas.

En El Hatillo, la vecina Simona Pérez indicó que en la subida de Los Naranjos una fuga lleva más de un año y genera fallas la vialidad.

De la parte superior de la avenida Libertador, en ambos sentidos, cae el líquido cual cascada, pues se roban las llaves de jardineras y los chorros salen libremente. Señalan los vecinos que por la primera escalera el desperdicio de agua tiene meses.

Isabel Sosa, residente de la Av. La Circunvalación en Lomas de La Lagunita, declaró que desde hace siete meses un chorro corre por la vía. Asimismo, en la calle Arvelo de Artigas se formó una laguna, y un tubo de 20 pulgadas está roto en El Peñón.

El sector Las Villas de Guarenas registra un problema parecido desde noviembre, también en el Pueblo de Los Salias.

Tubería reparada

Entre tanto, ayer Hidrocapital informó que sus cuadrillas culminaron la reparación de la avería que se produjo este martes en la tubería de 72 pulgadas de diámetro, en el Bulevar de El Cafetal. La reparación terminó la madrugada de este miércoles.

La hidrológica agregó que los técnicos han estado realizando maniobras operativas para cumplir con el Plan Especial de Racionamiento y surtir de agua a las zonas según su turno de abastecimiento.

Por: Marisol Decarli R | Fuente: El Universal

You may also like...