¿Tienen superpoderes las arañas?

141113165131_arana_promos_624x351_bbc

A lo largo de 350 millones de años, las arañas han desarrollado unas habilidades impresionantes. Si fueran tan grandes como los humanos, estas capacidades se considerarían superhumanas.

Un tercio de todas las criaturas que conocemos en el planeta son arañas.

Todas producen seda, pero no todas tejen telarañas. Eso es lo que las divide en dos grupos: las tejedoras y las cazadoras. En general, las tejedoras tienen mala vista y esperan a que la presa venga a donde están. Las cazadoras dependen de su velocidad y su relativamente buena vista para capturar a sus presas.

Es entre las cazadoras que algunos de los poderes más extraordinarios son más evidentes. Pero las tejedoras tienen en su poder uno de los biomateriales más fuertes de la naturaleza para construir sus casas y trampas…

La seda

La seda empieza su vida como un líquido aguado dentro del cuerpo del animal. Luego pasa por unos tubos microscópicos que extraen el agua y tornan ese complejo de proteínas y aminoácidos en una estructura con enlaces de hidrógeno que la hace muy fuerte.

Después de pasar por el cuerpo llega a las hileras, unos apéndices especializados en producir 7 diferentes tipos de seda: la que se usa para envolver los huevos, que es distinta a la que usan para aplastar a las presas; la pegajosa, la no pegajosa, la que la vuelve más pegajosa, la que usan para estructurar las telarañas y la más fuerte de todas: esa de la que se cuelgan… cada una tiene una composición distinta.

141113185036_arana-fucho-2

La seda es cinco veces más fuerte que el acero y casi igual que el Kevlar, el material más fuerte creado por el hombre (o más bien por la mujer, pues su inventora fue Stephanie Kwolek), con el que se hacen los chalecos antibalas.

Por ingeniosos que seamos, los humanos no hemos logrado aún inventar nada tan fuerte, tan ligero o tan elástico como la seda de araña.

Las arañas pueden sobrevivir por días bajo el agua

Los pelos de las arañas son hidrofóbos, así que cuando se sumergen atrapan una capa de aire alrededor del cuerpo que les suministra oxígeno.

Asombrósamente, esa burbuja actua como una branquia durante unas horas, de manera que el oxígeno del agua se difunde en la burbuja y le permite a las arañas respirar.

Debido a las leyes de la física, el tamaño de la burbuja va disminuyendo gradualmente, así que el tiempo es finito. Si la araña se queda quieta, puede respirar por horas bajo el agua; pero si está cazando, se queda sin aire más pronto.

El período que puede sobrevivir una araña sumergida depende del tamaño de la burbuja y el tipo de pelos. Las Dolomedes fimbriatus tienen un límite de 20 minutos, mientras que la Arctosa fulvolineatalos puede pasar 36 horas bajo el agua.

141113185037_arana-fucho-4

Las arañas pueden volar
Aunque no tienen alas, se han encontrado arañas a miles de metros en el aire, y pueden viajar cientos de kilómetros.

¿Cómo? En la siguiente imagen, hay una araña joven preparándose para dejar a su madre.

Ha llegado el otoño y, como miles de otras arañas, escaló, con la ayuda de la seda que han dejado las de su especie por doquier en el bosque, hasta llegar a una rama alta.

Levantó su abdomen y está dejando que la brisa tense los hilos de seda que lanza al vacío. Algunos se enredarán con lo que les rodea pero, si las condiciones la favorecen, llegará el momento en que uno se levantará derecho hacia arriba… y saldrá volando.

Es así como la seda es también un medio de transporte.

141113185036_arana-fucho-3

El depredador perfecto
Las partes del cuerpo de las arañas tienen nombres parecidos a las nuestras, pero existen y operan en una forma intrigantemente distinta, que ha sido perfeccionada para la cacería.

Descubre cómo haciéndo clic en las diferentes partes de esta araña saltadora.

141113185036_arana-fucho-1

Fuente: BBCMundo.com

You may also like...