Ganate mi voto

20-ganate-mi-votoEn Venezuela la política ha abrazado mucho terreno, y el crecimiento de movimientos sociales ha hecho que los políticos hagan de cada causa una bandera partidista, incluso sin el consentimiento de los representante de esas luchas. Pero la realidad es que reclamo social es indiferente del color o tendencia ideológica, aunque unos aparentemente se dediquen más que otros al tema.

Hoy en día los partidos políticos presumen de tomar en cuenta a los grupos de Derechos Humanos, Discapacitados, Tercera Edad, Movimiento GLBTI, Grupos Indígenas, Ambientalistas, Movimientos Estudiantiles, Transportistas y hasta los colectivos motorizados. Pero en realidad lo que hacen es reunir a una pequeña muestra de ellos para hacer propaganda sin conocer realmente sus verdaderas exigencias. Y en un país tan rentista como el nuestro no es extraño que muchos vean la posibilidad de un cargo público como una opción de seguro social más que de un deber se servir a la comunidad, y desafortunadamente muchas personas consiguen candidaturas de sus fracciones gracias más a la constancia con que se dedican al partido que a la capacidad que tienen para emprender el cargo.

La buena noticia es que el electorado ha madurado, y mucho más que las candidaturas. Pero no encuentran representantes que les llenen porque las opciones son muy malas y deciden votar con las corrientes que menos le desagradan para evitar que el peor gane.

En toda batalla política existe la opción que muchos gustan pero que nadie elige, simplemente porque no se quiere perder el voto con alguien sin opciones reales. Y es a ellos a quien me dirijo en estas líneas. Quiero darle oportunidad de triunfo y que desde ya mismo trabaje para ganar la contienda.

Un nicho electoral poco tomado en cuenta (y cuando lo hacen, lo hacen mal) es el movimiento por los derechos animales. Un sector cada día más creciente y que además es capaz de ganar adeptos de otros movimientos de defensa ya que se trata de respetar a los más indefensos del sistema. Por ello abordar la lucha animalista en política no es una perdedera de tiempo, sino por el contrario una expansión de los electores. Si no me crees, revisa en tus redes sociales cuántos posts al día tienen que ver con los animales y mira sus comentarios, y te dejo estos 10 consejos para conquistar al electorado amante de los animales:

  1. Si gustas de corridas de toros, peleas de gallos, toros coleados, hipismo, circos o cualquier espectáculo que use animales desestima usar campañas en pro de sus derechos, aunque tengas una alta afinidad con los perros y gatos. Gran parte de tu electorado animalista no te lo va a perdonar.
  2. Si no te gustan los espectáculos pero has asistido por alguna razón o te gustaban pero ya no, arrepiéntete públicamente de haberlo hecho, explica por qué ya no lo harás y no lo hagas más. Serás un espejo de quienes te elijan, y tus decisiones deben estar dirigidas al bien común en el marco de la tolerancia y la lógica, de esta manera no sólo ganarás respeto de tus seguidores sino también de tus opositores.
  3. Abre espacios de fuerte protagonismo animalista en tu partido con estilo propio, que no se imite al trabajo de una ONG porque no lo eres, que sea un equipo político. Escucha a los defensores animales de tu entorno más cercano. Dedícales tiempo y atención.
  4. Estudia en profundidad cuales son los 5 problemas más importantes que padecen los animales (no del o la proteccionista) y que esté en tus manos resolverlo en el corto plazo. Integra esos problemas de los defensores animales a toda tu comunicación política. No son problemas del proteccionismo sino de toda la comunidad. Presenta soluciones para esos problemas que estén en el marco de las ideas de tu tolda e inclúyelos en tu eslogan.
  5. En la instalación de tu oficina de campaña, dale a los grupos animalistas responsabilidad, que puedan manifestarse y corregir tu comunicación. Selecciona una vocería animalista que se encargue de mantener enlace constante con los grupos.
  6. No esperes a la elección para actuar por los animales, usa la campaña no sólo para hablar sino para hacer. Desde jornadas de adopción y vacunación hasta denuncias y demandas en tribunales van a ser de mucha ayuda para ti y los animales.
  7. Puede que tu campaña cuente con personalidades públicas que la respalden, convénceles a que también te apoyen en los derechos animales.
  8. No hay que ser un aburrido para hablar de derechos animales, tampoco acudas tanto a la sensibilidad para hacer llorar al electorado. Sé positivo, muestra el futuro que todos quieren vivir. Siempre habla que quieres la felicidad de todos y que trabajas desde los más desafortunados.
  9. En política es recurrente hacer ver a los adversarios como obstáculos que tiene la población para su felicidad. Compara tu plan animalista con el de tus oponentes, méjoralo y preséntalo como lo mejor que le puede suceder a los animales.
  10. No te conformes con tu propuesta. Entiende que es un inicio y hazle saber eso a la gente. Siembra la semilla de querer hacer aún más por los animales y ábrete a cada propuesta.

Quienes emprenden la disputa electoral deben siempre tener presente que de conseguir la adjudicación que ésta no se ganó por la elección de tus compañeros de tolda, sino por la confianza de la mayoría de un electorado, y esto les da una representación de la población afín y adversa por igual. Que esto se te grabe muy bien.

Esto fue una mirada desde la boca de El Lobo Cobarde.

You may also like...