¿Fusionar una cinta de correr con una bicicleta? Es posible y divertido, pero no barato

1366_2000

La idea nacía algo más de dos años atrás, cuando Bruin Bergmeester empezó a trabajar en un diseño inicial durante años hasta que en 2014 tenía el primer prototipo. Según leemos en The Culture Trip, este primer modelo gustó y de este modo logró un mayor apoyo para el desarrollo del que sería el definitivo.

De hecho puede que la hayamos visto en su fase de proyecto aunque ya con el diseño definitivo, dado que podemos encontrar apariciones en la televisión en fecha de 2015, donde además especifican que aún no está a la venta.

Así, no se trata per sé de una bicicleta eléctrica como las que citábamos al principio, sino que es un híbrido entre cinta y bici con una asistencia eléctrica. Según explican y muestran, ir con ella no requiere ningún aprendizaje más allá de tener en cuenta algunos aspectos como la posición de los pies al iniciar la marcha (y aconsejan familiarizarse con ella antes de ponerse en marcha por la calle).

De este modo, el desplazamiento corre a cargo tanto de la “bici” como del usuario, aunque sí existe un modo crucero que permite dejarse llevar por la acción del motor. En cuanto a su autonomía, una carga completa da para unos 95 kilómetros a una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora, según el fabricante.

Las Lopifit están disponibles a la venta en seis colores distintos tanto en Europa como en Estados Unidos. Tienen página web en español y desde ahí puede realizarse el pedido, cuyo coste final son 2.420 euros dado que en la previsualización no se contabiliza el IVA (el envío es gratuito).

Fuente: Xataka.com | Vía: The Culture Trip

You may also like...