Crónicas de El Hatillo: Árboles que podrían sembrarse en la plaza Escalona de El Hatillo

arboles

Crónica No. 172

Una recomendación a las autoridades del municipio; la siembra de árboles o plantas con flores típicas de la zona, Araguaney, Apamate, Flamboyán, Tulipán, Acacia, San Francisco, Flor de la Reina, Cayena, Cují Rojo,  etc… le pueden dar vida o alegría a la Plaza Escalona (Manuel de Escalona) y a otras plazas de nuestro pueblo y municipio. Este es el momento más oportuno aprovechando los trabajos de rehabilitación y rescate de jardinería que se le están haciendo a la Plaza para sembrarlos. Imaginemos a esta plaza con varios árboles como los arriba mostrados. Estoy seguro que estas plantas podrían conseguirse con donaciones de algunos de los tantos viveros que tenemos en la zona.

Así mismo la plaza debe tener una cartelera con un breve resumen de la historia del personaje, algo parecido a esto:

La llegada y buena cosecha de las plantas del café en El Hatillo a finales del siglo XVIII fue noticia en Caracas, ello provocó que varias familias adineradas de la capital compraran pequeñas haciendas en la zona para la producción de ese nuevo artículo de consumo para el mercado interno y su exportación.

Uno de los que compraron tierras fue Manuel de Escalona, el único de los cuatro hermanos Escalona que vivió en El Hatillo.

La autoridad para la época estaba en Petare, y para atender cualquier emergencia o registrar algún documento era muy distante, por ello escogieron a Manuel de Escalona como Teniente, Comandante del Corregimiento Militar de El Hatillo y Baruta.

El 19 de abril de 1810, Manuel de Escalona se presentó junto con el Corregimiento Militar de El Hatillo en la entonces Plaza Mayor, hoy Plaza Bolívar de Caracas, para respaldar la Declaración de la Independencia de Venezuela. Por ello, días más tarde, fue ascendido a Coronel y el Corregimiento a Batallón de Milicias, a las órdenes de Francisco de Miranda y luego del Libertador Simón Bolívar.

El Batallón de Milicias  de El Hatillo combatió en importantes Batallas y cubrió la retaguardia durante la Emigración a Oriente, Escalona se vio obligado a exiliarse en 1814 en Haití, donde pocos días antes de sumarse a la Expedición de Los Cayos comandada por el Libertador en 1816, fallece como consecuencia de una fiebre maligna.

JAG.-

You may also like...