La UICN alerta de que la pesca excesiva y la pérdida de arrecifes amenazan las pesquerías del Pacífico y Caribe

Imagen:lauravfigueroar.blogspot.de

Imagen:lauravfigueroar.blogspot.de

La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) ha alertado en el Día Mundial de los Océanos de que la pesca excesiva y la reducción de los arrecifes de coral están amenazando de extinción a muchos peces del Pacífico y del Caribe, entre otras a algunas como los atunes o el mero.

La UICN ha publicado este jueves dos informes regionales de la Lista Roja sobre el Estado de conservación de la biodiversidad marina en las islas del Pacífico de Oceanía que evalúa a 2,800 especies marinas de 22 estados y territorios de Oceanía, desde Papúa Nueva Guinea hasta las islas Cook, una zona extensa y rica en especies pero poco explorada.

Según el estudio, el 11 por ciento de todas las especies marinas evaluadas en a región están amenazadas de extinción, incluyendo peces que constituyen una importante fuente de alimento.

El informe de la Lista Roja sobre el Estado de conservación de los peces óseos marino-costeros del Gran Caribe incluye evaluaciones de 1.360 peces óseos marino-costeros –que incluye la mayoría de las especies de peces encontradas cerca de la costa en 38 países y territorios del Caribe–.

Además, añade que el cinco por ciento de los peces óseos marinos costeros en el Caribe están amenazados por la pesca excesiva, la depredación del pez león, que es invasor y por la degradación de los arrecifes y estuarios coralinos, que proporcionan hábitats y zonas de alimentación para muchas especies.

La directora General de la UICN, Inger Andersen, ha dado la voz de alarma sobre la vida marina en Pacífico y el Caribe, especialmente afectada por la pesca no sostenible y la destrucción de hábitats.

“Es esencial que utilicemos esta nueva base científica y analítica para conservar efectivamente los recursos marinos, que nos proveen alimentos, mejoran nuestra salud, sostienen la economía global y nos protegen de los peores efectos del cambio climático”, ha manifestado Andersen.

En la actualidad, ha advertido de que un tercio de las especies de corales de arrecife están amenazadas de extinción por la pesca excesiva y la provocando el declive de muchas especies de peces, advierten los autores del informe.

Por ejemplo, cuatro especies de mero están en situación ‘Vulnerable’. En el Caribe, el pargo rojo (Lutjanus campechanus), ha sido clasificado como ‘Vulnerable’ y el atún rojo, en peligro de extinción.

Asimismo, el informe señala que en la actualidad una quinta parte de las especies individuales de coral están amenazadas de extinción en la región, aunque los arrecifes caribeños, en general están “en peores condiciones que los de Oceanía” por la presión humana que se suma a los efectos del calentamiento del océano.

Los principales corales amenazados en el Caribe son el coral Cuerno de Alce(Acropora palmata) y el coral de Staghorn (Acropora cervicornis), que son ramificados y endémicos y figuran entre las especies de corales de arrecife “más importantes del Caribe” y que son “vitales” para la supervivencia de los arrecifes. Estas están clasificadas como en peligro crítico.

El gerente de la Unidad de Biodiversidad Marina de la UICN, Kent Karpenter, ha destacado que las áreas marinas protegidas y bien administradas pueden aumentar la resiliencia de las especies marinas en el Caribe y el Pacífico frente a las crecientes amenazas.

“En una región extremadamente rica en especies, dominada por pequeños estados insulares, es preciso impulsar la cooperación intergubernamental entre los países para asegurar que las áreas protegidas sean gestionadas de manera eficaz y que las prácticas pesqueras destructivas sean reducidas al mínimo”, ha manifestado.

En concreto, el informe recomienda que algunas especies como el atún patudo migratorio (Thunnus obesus), clasificado como Vulnerable, cuente con áreas marinas protegidas más grandes y geográficamente inclusivas para una conservación efectiva.

Otras recomendaciones incluyen el uso de los datos de la Lista Roja de la UICN para identificar y conservar los lugares de situación crítica de las especies amenazadas, mejorar los recursos para las agencias pesqueras regionales y proteger las áreas de desove para especies de gran importancia socioeconómica.Los pobladores de las regiones insulares del Pacífico y el Caribe dependen en gran medida de la pesca en arrecifes y de otros recursos marinos para la seguridad alimentaria y la generación de ingresos.

En Oceanía, el consumo de pescado es elevado, alrededor de 50 kilogramos anuales por persona, en comparación con los cerca de 8 kg para las personas que viven en zonas continentales como Australia. La publicación de los dos informes coincide con la Conferencia del Océano de las Naciones Unidas en Nueva York, donde la UICN ha pedido medidas urgentes sobre el cambio climático y la contaminación marina por plásticos el bienestar humano.

ep

Fuente: Naturaleza

Fuente: Ecoticias.com

You may also like...