Por qué el gobierno de Venezuela prorroga por dos años los pasaportes vencidos

Las colas son habituales en torno a las oficinas del Servicio de Migraciones. Imagen: GETTY IMAGES

Las colas son habituales en torno a las oficinas del Servicio de Migraciones. Imagen: GETTY IMAGES

En los últimos meses renovar el pasaporte en Venezuela se convirtió en una odisea que reflejó la crisis del país: falta de material para imprimirlos, espera de meses y pagos ilícitos para acelerar el proceso.

Y todo ello en un momento en el que el éxodo de venezolanos que dejan el país por la crisis hace crecer la necesidad de nuevos documentos.

Aunque no hay cifras oficiales se estima que entre 1,5 y 2 millones de personas han abandonado en los últimos años el país por la inseguridad, la alta inflación, la falta de productos básicos o el desacuerdo con un gobierno al que la oposición tilda de dictatorial.

Y ello en una Venezuela que siempre se caracterizó por recibir inmigrantes, no por dejar un país que fue vanguardia en América Latina hace tres décadas.

En un decreto publicado en Gaceta Oficial con fecha de 8 de octubre, el gobierno establece ahora que el pasaporte venezolano, que tiene una vigencia de cinco años, “podrá ser prorrogado por un periodo de dos años contados a partir de la fecha de su respectiva revalidación”.

La medida se explica en que “en este contexto se hace necesario adoptar medidas especiales que permitan garantizar la expedición del documento de viaje, así como un mecanismo que permita prorrogar su validez”.

El gobierno, que no detalla las causas de la medida, sí reconoce los problemas, que se reflejan en las filas en torno a las oficinas del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) y en la espera de meses hasta conseguir el documento.

Cada uno de los pasos requiere paciencia. Joel Bustamante dijo a la agencia Bloomberg que solicitó el pasaporte seis meses antes de su viaje a Chile y que 11 meses después de que partiera sin él el avión, aún seguía esperando.

Según cifras no oficiales manejadas por la oposición, en 2016 se expidieron 300.000 pasaportes, número muy alejado de los 1,8 millones de peticiones.

Falta de papel
La falta de material es uno de los problemas, como reconoció el director del Saime, Juan Carlos Dugarte, en febrero de este año.

“Estamos trabajando para regularizar la emisión de pasaportes. Si bien es cierto que ha habido escasez de material. Tenemos pasaportes suficientes para atender la demanda de las personas, que ameriten viajar”, dijo entonces.

Además, el proceso para conseguir el pasaporte o renovarlo es una “odisea”, le dice Carlos Javier Bolívar a BBC Mundo.

Fuente: BBCMundo.com

You may also like...