Los servicios de la naturaleza que no pagamos

Fuente: terra.org

Los ecosistemas sustentan todas las actividades y la vida de los seres humanos. Los bienes y servicios que proporcionan son vitales para el bienestar y el desarrollo económico y social en el futuro. Los ecosistemas proporcionan, según los expertos, beneficios tales como alimentos, agua o madera (servicios de aprovisionamiento), purificación del aire, formación del suelo y polinización (servicios esenciales), regulación del clima, del agua, de los nutrientes (servicios de regulación) y proporcionan belleza, inspiración, recreación, etc. (servicios culturales). Pese a ello, las actividades humanas están destrozando la biodiversidad y alterando la capacidad de los ecosistemas sanos de suministrar esta amplia gama de bienes y servicios.

Las sociedades de épocas pasadas no solían tener en cuenta la importancia de los ecosistemas. Los consideraban, con frecuencia, propiedad pública y, por tanto, los infravaloraban. Según los científicos, si la población mundial aumenta hasta 8.000 millones de habitantes de aquí a 2030, la escasez de alimentos, agua y energía puede ser muy grave. Si los ecosistemas naturales dejan de prestar sus servicios, las alternativas serán costosas. Invertir en nuestro capital natural supondrá un ahorro a largo plazo, además de ser importante para nuestro bienestar y supervivencia. Políticos y ciudadanos tenemos que ser más conscientes del valor económico de los bienes y servicios ecosistémicos. Si no actuamos ahora para detener esa pérdida, la Humanidad pagará un precio muy alto en el futuro.

You may also like...

Deja un comentario