La alteración del ecosistema en los humedales está provocando la extinción de muchas aves

Fuente: ecologiablog.com

BirdLife International actualiza su lista roja con malas noticias: anuncia la extinción del Zampullín de Aloatra. Limitado a una pequeña área del Este de Madagascar, esta ave tenía décadas perdiendo población de forma alarmante como consecuencia de la introducción de peces predatores a los lagos de la zona y de la pesca sin control con mallas de nylon. De hecho la última vez que se vio un ejemplar vivo de esta especie fue en 1985.

Las especies exóticas invasoras han causado extinciones en todo el mundo y son una de las principales amenazas para la biodiversidad. Otra especie que sufre los impactos de la introducción de animales exóticos en su hábitat es la gallinuela de Santo Tomás en Cuba. Ésta ave gruiforme ha subido de categoría y ahora está en Peligro Crítico.

En Asia y Australia, el número de especies comunes, como el Calidris tenuirostris y el Numenius madagascariensis están disminuyendo rápidamente como resultado del drenaje y la contaminación de los humedales costeros. La destrucción de las marismas en Saemangeum en Corea del Sur, un importante sitio de parada para aves migratorias, se considera como el principal factor de disminución de la población mundial de Correlimos. El seguimiento anual de los científicos han encontrado una caída de hasta el 20% en la población de estas aves.

Los humedales son ambientes frágiles que fácilmente se pueden perturbar o contaminar, son vitales no sólo para las aves y la biodiversidad, sino para millones de personas en todo el mundo que dependen de ellas como fuente de agua y alimentos.

Sin embargo, la actualización de la Lista Roja muestra que las obras de conservación también traen recompensas. El camachuelo de las Azores ha bajado de categoría y ahora se considera un especie amenazada pero no en peligro de extinción, como consecuencia de los trabajos de conservación para restaurar la vegetación natural en su isla natal. En Colombia, el Loro Orejiamarillo también ha sido beneficiario de la conservación gracias al trabajo realizado por la Fundación ProAves.

You may also like...

Deja un comentario