La mancha del vertido de Repsol alcanza una extensión de 19 km cuadrados

Fuente: EFE Verde

Sant Carles de la Ràpita (Tarragona), 23 dic (EFE).- La mancha originada a raíz de un vertido de crudo procedente de la plataforma Casablanca de Repsol, situada a unos 54 kilómetros frente a la costa de Sant Carles de la Ràpita, alcanza una extensión de unos 19 kilómetros cuadrados.

Según ha informado el Ministerio de Fomento y la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima, la mancha se halla a 13 millas de tierra, en paralelo a la costa.

Las previsiones apuntan que a partir de hoy, como consecuencia del viento de mistral previsto en la zona, el vertido se desplace mar adentro, lo que «favorecerá las labores de recogida».

A causa de este accidente, se activó a las 12.30 horas de ayer el plan por contingencias marinas, y Salvamento Marítimo ha movilizado a un helicóptero y tres embarcaciones, además de los dos buques propios que Repsol ha puesto a disposición de las tareas de recogida.

A las 18 horas de ayer había en la zona del derrame el buque ‘Punta Mayor’ y la ‘Guardamar Polimnia’ realizando labores de dispersión mecánica de la mancha y tomando muestras, así como los barcos ‘Boluda Abrego’ y ‘Red Panther’ de Repsol.

Hoy está previsto que se incorpore a estas labores de limpieza una embarcación del puerto de Tarragona, y que las labores de control y recogida se mantengan hasta el viernes.

Repsol ha comunicado que el vertido de petróleo al mar se produjo la madrugada, durante las operaciones de puesta en funcionamiento de la plataforma Casablanca, parada unos días por operaciones de mantenimiento programadas.

Una válvula que debía estar cerrada y que, por un error humano, estaba abierta, causó el vertido de crudo de ayer en la plataforma Casablanca, han indicado hoy a Efe fuentes de Repsol. Asimismo, estas fuentes han cifrado el crudo vertido entre 30 y 60 metros cúbicos -de 30.000 a 60.000 litros-, mientras los cálculos de la subdelegación del Gobierno los sitúan entre 100 y 180 metros cúbicos -de 100.000 a 180.000 litros-.

La espesa niebla baja ha impedido que los helicópteros de Repsol y de Salvamento Marítimo pudieran sobrevolar la zona durante todo el día, y han despegado únicamente pasadas las cuatro de la tarde, por lo que no han podido hacer la foto del estado actual de la mancha, según la subdelegación del Gobierno.

La fiscalía estudia abrir una investigación

La Fiscalía de Tarragona estudia abrir una investigación de oficio por el vertido.

Según fuentes de la Fiscalía, se están recogiendo informes de Salvamento Marítimo para evaluar si pudo producirse un presunto delito contra el medio ambiente y se pudiera acusar a los responsables de Repsol de negligencia. Hasta el momento, todos los casos similares en los que ha actuado la fiscalía han llegado a juicio.

Greenpece pide que le nieguen permiso para nuevas explotaciones

La organización ecologista Greenpeace ha exigido la declaración de impacto ambiental negativa para las nuevas explotaciones petrolíferas que Repsol pretende iniciar el próximo verano frente a las costas del Delta del Ebro.

Después de que ayer se registrase un nuevo vertido de petróleo en la plataforma Casablanca, cuya mancha ha alcanzado una extensión de 19 kilómetros cuadrados, los ecologistas han denunciado que este tipo de sucesos pone «en peligro» la costa de Tarragona y el Parque Natural del Delta del Ebro.

Según Greenpeace, es «evidente la falta de seguridad y los graves riesgos» que los pozos petrolíferos implican para el medio ambiente y las actividades económicas, y por ello pide na moratoria a la explotación de pozos en aguas españolas.

El «primer paso», añade la entidad, debe ser «la declaración, por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, de una declaración de impacto ambiental negativa a los dos nuevos pozos en aguas profundas solicitados por Repsol, también en la zona situada frente a la costa de Tarragona».

Repsol anunció la semana pasada que prevé que el próximo verano entren en producción los dos nuevos pozos de petróleo situados frente a las costas del Delta del Ebro, que permitirán quintuplicar la producción de barriles que a diario procesa la plataforma Casablanca.

Por otra parte, Greenpeace ha recordado que, actualmente, Repsol se encuentra en un proceso judicial iniciado por el juzgado número 3 de Tarragona, después de que la compañía «ocultara a Capitanía Marítima» los dos vertidos generados en 2009 en la fase de exploración de los dos nuevos pozos en la plataforma Casablanca.

«Es absurdo que Repsol siga haciendo pública su intención de empezar en julio a explotar dos nuevos pozos, cuando los hechos demuestran su peligrosidad para el medio ambiente y la economía local», ha declarado la responsable de la campaña Transporte de Greenpeace, Sara Pizzinato.

You may also like...

Deja un comentario