Ser o no ser: la incertidumbre de los macacos

Fuente: BBC MundoMonos entrenados para usar juegos informáticos han ayudado a mostrar que no sólo los seres humanos sienten falta de confianza e incertidumbre, dice un estudio.

Dos científicos de Estados Unidos descubrieron que los macacos –que pertenecen a la familia de los catarrinos o simios del Viejo Mundo- prefieren “pasar” antes que correr el riesgo de elegir una respuesta incorrecta en un rompecabezas.

Se creía que la conciencia de nuestro propio pensamiento era un rasgo únicamente humano.

Los macacos pertenecen a la familia de los catarrinos o simios del Viejo Mundo.

Pero el estudio, presentado en la reunión de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés) en Washington, la capital estadounidense, indica que nuestros parientes primates más primitivos son capaces de tal conciencia de sí mismos.

El catedrático John David Smith, de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, y Michael Beran, de la Universidad Estatal de Georgia, realizaron la investigación.

Los expertos les enseñaron a los macacos a usar una palanca de juego conectada a una computadora.

Los animales fueron entrenados para juzgar la densidad de una caja de píxeles que aparecía en la parte superior de la pantalla y determinar si era densa o simple. Para dar su respuesta, los monos tenían simplemente que mover el cursor hacia una letra D o una letra S.

Cuando los animales elegían la letra correcta, eran recompensados con algo de comer. No había castigo para quien eligiera la respuesta incorrecta pero el juego se detenía brevemente, quitándoles a los animales -por algunos segundos- la oportunidad de recibir otra recompensa.

Tercera opción

Pero los monos tenían una tercera opción, la de eligir un signo de interrogación, que activaba el fin de esa pregunta y el paso inmediato a la siguiente. Esto significaba que no había recompensa pero tampoco había pausa en el juego.

Los científicos vieron que los macacos utilizaban esta opción de la misma manera que los participantes humanos cuando encontraban algo demasiado difícil para responder: elegían “paso” y seguían adelante.

El Dr. Smith presentó filmaciones del experimento en una sesión organizada por la Fundación Europea de la Ciencia.

“Aparentemente los monos entienden cuando podrían cometer un error. Parece que saben cuando no saben”, le dijo a la BBC.

Los científicos también entrenaron a monos capuchinos -que pertenecen a la familia de los platirrinos o simios del Nuevo Mundo- y cuando se les sometió al mismo experimento, los investigadores se percataron de que éstos no usaban la tercera opción.

El Dr. Smith explicó: “Aquí está en juego una importante pregunta teórica: ¿se desarrolló [este tipo de cognición] sólo una vez en una línea de los primates, surgiendo apenas en la línea de los primates del Viejo Mundo que luego se transformaron en monos más avanzados y en seres humanos?”.

Smith señaló que la capacidad de pensar de esta manera es “una de las facetas más importantes de la mente reflexiva de los seres humanos, cardinal para cada aspecto de nuestra comprensión y nuestro aprendizaje”.

“Estos resultados… podrían ayudar a explicar porqué la conciencia de uno mismo es una parte tan importante de nuestra estructura cognoscitiva y de dónde vino”, añadió.

You may also like...

Deja un comentario