Estados Unidos: California también prohíbe la comercialización y tenencia de aletas de tiburón

Fuente: Ecologiablog.com

Uno de los manjares más preciados por los asiáticos es la aleta de tiburón, es la pièce de résistance de los tradicionales banquetes chinos. La sopa de aleta de tiburón ha sido durante siglos un símbolo de virilidad, riqueza y poder. Pero el cerco legal alrededor de esta supuesta delicia oriental se está estrechando.

Un proyecto de ley presentado recientemente en la Legislatura de California, podría prohibir no sólo la venta sino la posesión de aletas de tiburón, incluyendo los empaques comerciales con porciones pequeñas que son vendidos en cualquier establecimiento. Y, claro, en el caso de California esta ley tiene muchas implicaciones, el barrio chino más emblemático de Estados Unidos es el Chinatown de San Francisco. Algunos ya están viendo la propuesta de ley como verdadero asalto cultural, una especie de ley de exclusión para la comunidad asiática.

Similar a una medida aprobada en Hawai, el proyecto de ley pretende reducir el comercio de aletas de tiburones, una práctica brutal y sangrienta en el que la pieza es cortada normalmente del tiburón vivo, dejándolo morir lentamente mientras el animal se hunde hasta el fondo del mar. Los científicos tienen tiempo advirtiendo sobre la creciente demanda internacional de sopa de aleta de tiburón, especialmente popular con la expansión de la clase media china. Como el plato se ha hecho más accesible, hasta 73 millones de tiburones son asesinados cada año.

En Hawai, los restaurantes tienen hasta el 30 de junio de este año para cocinar o deshacerse de sus inventarios de aletas, y las sanciones por posesión serán graves, con multas de 5.000 a 15.000 dólares para una primera ofensa. Proyectos similares se han introducido en Oregon y Washington, Estados Unidos.

El proyecto de ley en California está atrayendo a un variopinto grupo de partidarios, incluido asociaciones de pescadores comerciales, acuarios, cocineros, científicos y numerosos grupos ambientalistas. Y el movimiento para dar cerco a esta costumbre culinaria se amplia. En Europa, 410 de 736 eurodiputados del Parlamento aprobaron en diciembre pasado una declaración escrita en la que reclaman endurecer la prohibición del cercenamiento de aletas de tiburón en la UE.

 

You may also like...

Deja un comentario