Destino: la libertad. La conmovedora historia de los leones rescatados de los circos bolivianos

Fuente: Ecosofia.org

El 14 de mayo de 2009, el estado plurinacional de Bolivia declaró la prohibición de actuación de los circos con animales, salvajes o domésticos, en todo su territorio nacional. Esa pionera iniciativa busca liberar a los animales del yugo de las actuaciones obligadas, la negligencia, el descuido y la tortura de la vida condenada en jaulas itinerantes.

Tras el esfuerzo de la organización Animal Defenders International (ADI), veinticinco leones (entre ellos, una madre con tres cachorros) fueron rescatados de diferentes circos que recorrían territorio boliviano; y encontraron hogar en una reserva de vida silvestre en Keenesburg, Colorado, EE.UU. La operación de traslado de los leones, llamada “Operation Ark Lion”, consistió en su preparación, acondicionamiento físico y traslado por avión hasta Colorado.

Tras once horas de vuelo entre Santa Cruz (Bolivia) y Denver (EE.UU), los leones se dirigieron inmediatamente al Santuario de Vida Silvestre, para pasar a unas jaulas de aclimatación previo a su suelta en libertad.

Hoy, los leones están seguros, lejos del abuso y las actuaciones extenuantes. Para muchos de ellos, la llegada al Santuario significará la primera vez que viven fuera de una jaula: la primera vez que pisarán un suelo diferente al de la jaula o la pista del circo: el suelo de la libertad.

Jan Creamer, presidenta de ADI, declaró en sentidas palabras: “Están aquí. Tras años de investigaciones encubiertas, una reñida campaña, hemos llevado a cabo una misión de rescate sin precedentes. Nuestros 25 ex-leones de circo finalmente han llegado a su nueva casa, y Bolivia ha vaciado a los circos de animales, de una vez y para siempre”.

En la foto que ilustra el artículo aparece Kimba, el último león rescatado por ADI de los circos bolivianos.

Hay que seguir trabajando para que esto se convierta en una realidad, para todos los animales que hoy están obligados a vivir bajo esclavitud para los seres humanos.

 

You may also like...

Deja un comentario