El lagarto que construye grandes casas para su familia

Fuente: BBCMundo.com

 

Imagen: Stow

Muchos animales construyen una casa para proteger a su descendencia mientras son crías, pero nadie pensaba que los lagartos estaban entre ellos.

Ahora, un grupo de científicos de la Universidad Macquarie en North Ryde, Australia, encontró un tipo de lagarto que habita en el desierto en ese país, y que construye y mantiene largas y elaboradas casas- túneles, donde viven familias cooperativas y multigeneracionales.

Los eslizones del desierto (Liopholis kintorei) , son una especie de lagartos que sólo viven en el norte de Australia.

Y según aseguran los científicos, cuyas observaciones fueron publicadas en la revista científica PlosOne, «se trata de un caso raro para que un lagarto se comporte cooperativamente».

Tras años de observaciones en la población de lagartos del Parque Nacional Uluru – Kata Tjuta, los especialistas se percataron de que estas madrigueras compuestas por múltiples túneles pueden ser continuamente ocupadas hasta por siete años.

«Varias generaciones participan en la construcción y mantenimiento de las madrigueras», explica el artículo.

«Los análisis de ADN mostraron que los animales inmaduros en la misma madriguera eran en su mayoría hermanos de madre y padre, incluso cuando se encontraban presentes reptiles de la misma edad».

Fieles

Quizás el descubrimiento que menos sorprendió a los científicos fue el hecho de que las hembras tienden a quedarse en casa con sus crías.

«Sólo una fue encontrada en un sistema de madrigueras diferente al de su descendencia, y el análisis genético mostró que alrededor del 60% de los machos son cónyuges fieles».

«En general, los padres siempre fueron encontrados en las madrigueras que contenían a su descendencia, y las crías, por lo general, también se localizaban cerca de sus hogares».

El estudio asegura que cerca del 6% de los túneles dejan de usarse cada año.

Adam Stow, uno de los autores del estudio, dijo que otras especies de lagarto forman muy pocos grupos familiares, y que aquellos que viven en las grietas de las rocas no requieren mantenimiento.

La gran cantidad de energía gastada para construir y mantener estas estructuras sugiere que el comportamiento tiene un gran valor para la supervivencia, aseguran los investigadores.

El informe indica que ese cuidado consciente de los padres proporciona una ventaja evolutiva del buen estado físico de sus crías.

Por lo que se sabe, la construcción elaborada de viviendas es una caracteríatica única entre los eslizones australianos, no así de las otras 5.000 especies de lagartos que existen.

You may also like...

Deja un comentario