De cómo la obesidad y los divorcios afectan al clima y otras curiosidades

Fuente: EFEVerde.com

Saber por qué el aumento de la obesidad y los divorcios agudiza el cambio climático en el mundo, la razón por la que los escultores viven más que los pintores o descubrir que los pulpos tienen 2 piernas y 6 brazos ya está al alcance de los curiosos con el último libro del divulgador científico Xavier Duran.

La ciencia no sólo se dedica a investigar la estructura íntima de la materia o a explorar los límites del universo, sino que a veces fija su atención en asuntos mucho más simples y hasta cotidianos, como demuestra Duran en el libro «¿Por qué las leonas no los prefieren rubios?», editado en catalán por Columna, en el que explica ésta y otras sesenta curiosidades científicas.

Sobre la cuestión que da título al libro, la preferencia de las leonas sobre los machos de crin más oscura se explica, según una investigación de la Universidad de Minnesota, porque esta variación del color se debe a niveles más altos de testosterona -hormona masculina- y a una mejor nutrición de estos felinos.

Por ello, la cabellera morena actúa como un anuncio a las leonas sobre la buena salud y calidad física del macho y de su mayor garantía para asegurar la prole.

La relación entre el aumento de la obesidad y el cambio climático fue evaluada por investigadores norteamericanos, que calcularon que los ciudadanos estadounidenses habían aumentado una media de cinco kilos durante los años noventa del pasado siglo.

Los científicos concluyeron que la mayor obesidad entre la población de los Estados Unidos provocaba un consumo extra de gasolina o gasóleo en los vehículos de más de 4.450 millones de litros -un 0,8% del combustible consumido en 2005- lo que equivalía a un 0,5% más de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Otro estudio de la Universidad de Michigan demostró la incidencia del aumento de los divorcios en el medio ambiente, ya que una persona que vive sola gasta proporcionalmente más energía y recursos que las que comparten una misma vivienda.

En la misma línea, un informe elaborado en 2006 en Reino Unido señalaba que los pisos con un solo inquilino consumen, por persona, un 42 % más de envases, un 55 % más de electricidad y un 61 % más de gas en relación con los hogares donde viven cuatro personas.

El cansancio que sufrió un biólogo de la Universidad de Georgia después de ayudar a su mujer, escultora de profesión, le hizo preguntarse si aquel esfuerzo físico no tendría efectos saludables y llevaría a los escultores a vivir más años que otros artistas, como los pintores.

Esta curiosidad dio pie a un estudio científico por el que se buscaron datos biográficos de 144 escultores entre los siglos XIV y XIX, que vivieron una media de 67,4 años, por los 63,6 años de media de los 260 pintores analizados, lo que llevó a concluir que el trabajo físico más duro de los escultores les proporcionaba una mejor salud y una vida más larga.

Otro estudio del Centro de la Vida Marina de Weymouth (Inglaterra) hecho en 2008 descubrió que los pulpos tienen dos piernas y seis brazos, y que son «ambidextros», ya que no muestran preferencias por utilizar los brazos del lado derecho o del izquierdo.

Dentro de las curiosidades de las ciencias naturales, el libro revela que, aunque los presidentes norteamericanos u otros personajes famosos no tengan grandes conocimientos científicos, algunos investigadores utilizan sus nombres para denominar nuevas especies.

Así, en 2005 un entomólogo inglés «bautizó» a una nueva especie de escarabajos como «Agathidium bushi», en recuerdo a George W. Bush, y en 2007 un naturalista de la Universidad de California adoptó el nombre de «Caloplaca obamae» al descubrir nuevo liquen, en agradecimiento al apoyo de Barak Obama a la educación científica.

Xavier Duran ha explicado a Efe que las curiosidades que recoge en el libro corresponden a estudios publicados recientemente en revistas científicas o que han sido presentados en congresos.

El autor pensó que, escogiendo algunos de estos estudios, «no sólo podría explicar al público general algunas investigaciones curiosas recientes, sino mostrar también cómo en el momento de iniciar una investigación tienes que plantear muy bien las cosas para hallar la respuesta, y que se deben tener en cuenta muchísimos factores».

Frente a los que cuestionan el interés de ciertas investigaciones, Duran estima, en el epílogo del libro, que «preguntar y buscar respuestas ya tiene una utilidad en sí mismo, porque obliga a razonar y a plantear hipótesis», y supone además «una gimnasia intelectual muy importante, y conduce a aumentar el conocimiento, lo que también hay que valorar».

You may also like...

Deja un comentario