Notas Musicales para el Mundo.

Por: Daniel Merchán M.

Si existe algo que distingue y también unifica al ser humano es la pasión y deleite que le inspira la Música y todo lo que en su connotación la rodea, pues se convierte en la máxima expresión de artistas y compositores pero también de las masas que acuden a su cita con la diversidad musical, en lo íntimos de sus hogares, en las plazas publicas, reuniones de amigos, grandes conciertos, reflexiones espirituales, o en la soledad de un radio como acompañante, es decir en cualquier lugar u ocasión. La música con sus diferentes trajes nos lleva a un carrusel de sentimientos que plasman en el corazón de la gente un elixir muy difícil de resistir, adictiva como ella lo es, se transforma en esencia propia de lo que nos define como fieles amantes de la vida.

El arte de las musas, como de origen se define, esa combinación de ritmos, sonidos, melodías, silencios, armonías, etc. Se distribuye por la escenografía internacional bajo diversas y múltiples variables, todas y cada una con rasgos de especialidad y belleza para los millones de seguidores de esa inmarcesible pasión que recorre las venas de la humanidad desde tiempos inmemoriales, en el surgimiento de las grandes civilizaciones, y que en culturas emblemáticas de la historia como la egipcia, la griega, la romana, la china, entre otras, encontró su sentido más estricto y mayor esplendor, pasando por una serie de evoluciones que la hacen protagonista de momentos, lugares y personajes claves para el mundo en su integralidad.

Rock, Pop, Jazz, Clásica, Salsa, Funk, Tango, Blues, Rap, Reggae, Flamenco, entre muchos más géneros y herencias de los mismos, conforman un infinito de representaciones y estilos musicales que colocan al planeta entero en la necesidad de comprender la expresión musical, como batuta inexorable de la esencia de una sociedad, quien decide identificarse con un determinado movimiento formando iconos del ideario popular a tantos exponentes y piezas magistrales, de allí que la comunidad mundial incluso decidiera erigir un día como el 21 de junio para celebrar el día internacional de la música en homenaje a todos los que de algún modo hacen de ella su sistema de vida y para todos los que disfrutan de su existencia, una fiesta musical que recorre cada continente, país, ciudad, pueblo y los lugares más recónditos con el fin de elevar el inextinguible espíritu de una nota musical.

Desde Bach, Vivaldi, Mozart y Beethoven pasando por otras figuras y de otro estilo como Elvis Presley, John Lennon, Ray Charles, Michael Jackson, María Callas, Stevie Wonder, siguiendo con Celia Cruz, Julio Iglesias, Carlos Gardel, Frank Sinatra, Luciano Pavarotti, Janis Joplin, o grupos como ABBA, AC/DC, U2, The Police, The Beatles, The Rolling Stones, Soda Stereo, Fania All Stars, Aerosmith, R.EM, hasta quizás algunos más cercanos a la modernidad como Celine Dion, Shakira, Juanes, Il Divo, Alejandro Sanz, Avril Lavigne, Laura Pausini, Mana, Coldplay, Green Day, al igual que La Oreja de Van gogh, Gustavo Dudamel, The Cranberries, etc sin querer colocar a unos por encima de otros, u omitir además a múltiples exponentes de la amplitud de la música, aparecen como destacables artistas de la conciencia que tiene la sociedad por la cultura musical y su rango ecléctico, diferente, evolutivo y universal. Que da asidero inclusive a los himnos de las naciones haciendo latir a cada corazón con el mayor furor patrio de sentimiento propio, en un pentagrama de identidad nacional.

Quizás y mas allá de las estructuras, todo pase como decía algún pensador al comentar, que la música empieza donde se acaba el lenguaje, o bien recordar a un Platón bastante asertivo dilucidando que la música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo, pero sin duda debo quedarme con una cita del flamante compositor Húngaro Franz Liszt, especialmente acorde para esta ocasión. “La música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor; sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso.”

Daniel Merchán M

Twitter: @Daniel_Merchan

 

You may also like...

Deja un comentario