El boom económico de China impulsa la caza de elefantes y rinocerontes

Fuente: Ecologiablog.com

Cuando al gigante amarillo le van bien las cosas, elefantes y rinocerontes tienen mucho que perder. Y, desgraciadamente, así ha sido …y está siendo. Los cazadores y traficantes de marfil y cuerno de rinoceronte están haciendo el agosto como consecuencia del boom económico que vive China en los últimos años.

Según un estudio del comercio del marfil, la caza furtiva de estos animales en África y Asia está siendo impulsada por China, el mayor importador de marfil ilegal en el mundo. El comercio ilegal de sus restos, por ejemplo, se ha disparado en las ciudades de Guangzhou y Fuzhou y, en general, los artículos de marfil ilícitos se ha más que duplicado en el sur de China desde 2004, mientras el precio del cuerno de rinoceronte se ha disparado su precio.

El informe fue encargado por las ongs británicas Elephant Family y la Fundación Aspinall, así como por el Zoo Columbus de Ohio (Estados Unidos), y sus resultados se difunden la víspera de una reunión organizada por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites) en Ginebra sobre el comercio de especies amenazadas.

El estudio sugiere, además de una mayor vigilancia en las selvas, mano dura a la hora de aplicar las leyes en China, sobre todo aumentando las inspecciones en las tiendas: “Inspecciones eficaces desalentarían significativamente este comercio ilegal”, afirman.

Además del aumento de la demanda china, la caza furtiva experimenta uno de sus mejores momentos en todo el mundo, con cifras dramáticas que no cesan de crecer, conduciendo a una extinción segura a especies vulnerables, como es el caso de los elefantes y los rinocerontes. Igualmente, el auge de este mercado negro está detrás de las últimas oleadas de robos de cuernos de rinoceronte museos y casas de subastas europeas, cuyos botines suelen enviarse al extranjero. ¿Rumbo a China, quizás?

Vía | www.guardian.co.uk

Fotografía | Steven| Alan

You may also like...

Deja un comentario